Según la consulta vinculante V0089-19, de 15 de enero, la cesión gratuita al arrendatario del uso de un inmueble a cambio de obras de mejora supone, para el arrendador, una renta en especie, que tendrá la calificación de rendimiento de capital inmobiliario, si bien deberá imputarse al periodo impositivo en que se produzca la entrega de las mismas, esto es, al periodo impositivo en el que dichas obras revertirán en el propietario, una vez finalizado el contrato.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page