En la sentencia de 8/3/2017 la Audiencia Nacional ha trasladado al ámbito tributario el criterio jurisprudencial (de lo social) recogido en la sentencia del Tribunal Supremo de 22/4/2014, y ha considerado que la indemnización mínima obligatoria de 7 días por año trabajado a percibir por el personal de alta dirección está exenta del IRPF.

Es un criterio contrario al DGT, pero entendemos es un buen argumento para defender la no tributación de este tipo de indemnizaciones, en espera a que quizás el propio TS se pronuncie al respecto.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page