Según la reciente consulta vinculante de la DGT V2117-19, de 12/8/19, presentada por CaixaBank, las comisiones de custodia y administración de acciones y participaciones de instituciones de inversión colectiva (IIC), como fondos y sicavs, serán fiscalmente deducibles en el IRPF de los inversores. E incluso si un inversor sufre rendimiento de capital mobiliario negativo como consecuencia del cobro de la comisión de custodia, este formará parte de la base del ahorro, pudiendo compensar otros rendimientos de capital mobiliario positivos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page