En la consulta vinculante V2607-18, de 25 de septiembre de 2018, la DGT considera que una factura simplificada (el antiguo ticket) puede ser completada manualmente (a bolígrafo) por el emisor, haciendo constar la cuota del IVA repercutida y el NIF del destinatario, para que éste tenga el derecho a deducirse dicha cuota.

En la misma factura se resumen los criterios de la DGT para aceptar que una factura se considere electrónica a efectos de su deducibilidad, destacando, entre otras conclusiones, que una factura en formato electrónico (como pudiera ser una factura en papel escaneada) que sea expedida y recibida en dicho formato a través de un correo electrónico, tendrá la consideración de factura electrónica a los efectos del IVA.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Email this to someonePrint this page